Los Frutos de Otoño

Con el otoño empieza a llegar el frío pero eso no le impide a la naturaleza darnos frutos ricos tanto en sabor como en propiedades. Hoy damos un repaso a unas cuantas frutas y frutos secos propios de estos meses y cuyas propiedades te ayudarán a cuidar tu salud.

Frutas


Magrana o Granada

GRANADA-BLOG_LIDERVETEs una fruta muy ligera (aproximadamente el 80% es agua), de tamaño algo mayor que una manzana, esta fruta empieza a verse en septiembre aunque su época ideal es bien entrado el otoño. Dada su ligereza, la granada es una fruta con pocas proteínas y bajo valor energético. Es rica en minerales como el potasio, fósforo, magnesio y hierro y tiene vitaminas C, B1 y B2 aunque las encontramos en pequeñas cantidades.
Cabe destacar sus propiedades antioxidantes que nos ayudan en el proceso de envejecimiento manteniendo nuestra piel sana además de favorecer la circulación sanguínea. Por su alto contenido en taninos es ligeramente astringente. También es diurética.

 Uvas

UVAS-BLOG_LIDERVETOtra fruta muy ligera y pequeña pero con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Su mejor época es el otoño aunque la encontramos hasta en invierno. Según su variedad su composición puede variar teniendo todas ellas alto contenido en fibra, propiedades depurativas y diuréticas. Destaca por el contenido en polifenoles, de gran poder antioxidante, lo que la convierte en una fruta excelente para reforzar nuestro sistema inmunitario y mantener nuestra salud. Es una fruta rica en azúcares, por lo que de consumo restringido para diabéticos.

Caqui

CAQUI-BLOG_LIDERVETExisten diversas variedades de esta fruta asiática pero, todas ellas tienen una composición similar, rica en hidratos de carbono (glucosa y fructosa). En menor medida encontramos también vitaminas y minerales como potasio, fósforo, calcio y hierro. Destaca como fuente de beta carotenos, provitamina A Como otras frutas tiene propiedades antioxidantes y fibra soluble aunque no destacables por encima de otras frutas.

Frutos Secos


 

Castañas

CASTAÑA-BLOG_LIDERVETEs el fruto seco por excelencia del otoño. En las calles de muchas ciudades podemos ver “castañeras” vendiendo este manjar asado y su consumo es muy recomendado pues contiene pocas calorías y nos aporta fibra, proteínas, hidratos de carbono y minerales.

Avellanas

AVELLANAS-BLOG_LIDERVETOtro de los frutos secos que encontramos en otoño. Es muy bueno para regular el colesterol debido a su cantidad de lípidos monoinsaturados. Además contiene vitamina E que es antioxidante y antienvejecimiento. Otro de sus componentes importantes es el calcio así como lo son el magnesio y el fósforo, que nos ayudan en el buen funcionamiento del sistema nervioso y el potasio que previene la retención de líquidos.

Nueces

NUECES-BLOG_LIDERVETComo la mayoría de frutos secos, debemos consumirla con moderación pues tiene un alto aporte calórico. Aún así son buenas para nuestra salud pues nos aportan fibra, proteínas vegetales, vitaminas A, B1, B6 y E y minerales. Sus aceites vegetales poliinsaturados, ricos en Omega 3 ayudan en la prevención de enfermedades cardiovasculares y a reducir el colesterol. Igual que la avellanas, las nueces tienen calcio y propiedades antioxidantes. Su alto contenido en polifenoles la convierte en una aliada para mantener la memoria.

Como veis en otoño hay muchas frutas y frutos secos que nos ayudan a mantener la salud. Consumir productos de temporada siempre es más natural y los encontramos a mejores precios que en otras épocas del año.

¿QUÉ NO DEBES DARLE DE COMER A TU MASCOTA? PERROS Y GATOS

Amamos a nuestras mascotas, queremos darles lo mejor y, a veces, las mimamos en exceso. Su alimentación es importantísima y cuidarla es nuestra responsabilidad ya que les pueden gustar muchos alimentos que forman parte de nuestra dieta pero que no les convienen, todo lo contrario, son perjudiciales para su salud.

PERRO-COMIENDO-BLOG_LIDERVETA continuación te mostramos una lista con 10 alimentos que no deben ingerir tus mascotas (tanto perros como gatos). Si tu mascota es un gato, debes tener en cuenta que tiene más dificultad que un perro para eliminar toxinas a través del hígado y, por lo tanto, debes prestar especial cuidado en su alimentación.


Huesos

Aunque les guste roer los huesos, pueden atravesarse o quedarse atascados en el tracto intestinal provocando desgarros internos que pueden llegar a necesitar cirugía. También pueden atragantarse.


CHOCOLATE-BLOG_LIDERVET

Chocolate

Peligroso por su contenido en teobromina, un alcaloide que incrementa el ritmo cardíaco, estimula el sistema nervioso central y puede provocar constricción en las arterias. Los síntomas son diarrea, vómito, hiperactividad y puede llegar hasta el fallo cardíaco.


Leche

Casi todos son intolerantes a la lactosa y les puede provocar vómitos, diarrea y otros síntomas gastrointestinales. A los gatos les suele gustar, se les puede dar leche especial que podemos encontrar el tiendas especializadas o leche sin lactosa.


Ajo y Cebolla

Contienen tiosulfato, un compuesto químico que resulta difícil de procesar a los perros y, especialmente a los gatos. Les puede provocar anemia y problemas gastrointestinales. La cebolla, además, contiene disulfuros, lo que provoca un daño permanente en los glóbulos rojos de los animales.


UVAS-BLOG_LIDERVETUvas y Pasas

Contienen una toxina que les provoca un fallo renal. Este alimento deben evitarlo sobretodo los perros, se conocen varios casos de muerte por intoxicación debido a uvas o pasas. Empieza con vómito, diarrea, inquietud y mucha sed seguido por el fallo renal.


Cafeína

Su contenido en xanthine lo hace similar al chocolate, provoca alteración del sistema nervioso e incremento del ritmo cardíaco. Esto les puede llevar a los vómitos, hiperactividad e incluso taquicardias.


Patatas

Ya sean fritas, de bolsa, cocidas, de ninguna manera. Contienen oxalates, unos ácidos que pueden alterar el sistema digestivo y el tracto urinario de nuestras mascotas.


MAIZ-BLOG_LIDERVETMaíz

Una debilidad, especialmente para los gatos que adoran su dulzor natural. Es altamente indigesto y el reducido tamaño de sus granos puede provocar obstrucciones intestinales.


Carnes Saladas

Algunas carnes adobadas o demasiado saladas les pueden provocar dolor de estómago o pancreatitis. También pueden beber demasiada agua lo que puede llenar de gas su estómago, algo que puede empeorar.


Alcohol

Aunque la dosis sea reducida, el animal puede sufrir una intoxicación. Se ponen nerviosos y atacan cosas llegándose a herir. Les provoca incontinencia urinaria y, una gran dosis, puede provocar su muerte.


GATO-COMIENDO-BLOG_LIDERVETDebemos cuidar bien de nuestras mascotas ya que dependen de nosotros. Lo más aconsejable es darles piensos y comidas especiales pues contienen los alimentos y vitaminas que necesitan para llevar una dieta equilibrada.