Cinco consejos para facilitar la vuelta a la rutina

Las vacaciones son, para muchos, el momento más esperado del año. Aunque nos encante nuestro trabajo siempre sienta bien desconectar y además nos permite volver con más fuerza. Pero después de unos días agradables de descanso toca, inevitablemente volver a la realidad y no siempre es fácil. Hoy te traemos cinco consejos para que la vuelta a la rutina sea más fácil.

Recupera tus horarios

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-00-03

Levantarse y acostarse tarde o comer cuando nos apetece son algunos de los placeres que el trabajo no siempre nos permite. Para que la vuelta sea menos traumática lo mejor es ir adaptando nuestros horarios de sueño y comidas poco a poco. Puedes empezar unos días antes comiendo en tu horario habitual e ir acostándote más temprano de forma gradual. De esta manera cuando vuelvas a la rutina tu cuerpo ya estará adaptado.

Cuida tu alimentación

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-19-59-46No estar atados a un horario fijo o salir más a menudo hace que descuidemos también nuestra alimentación. De la misma forma que recuperaremos nuestros horarios deberemos hacerlo también con nuestra dieta. Procura no picar tanto o, si lo haces, que sean cosas saludables. Si tu tránsito intestinal también se ve afectado aumenta los alimentos ricos en fibra.

Haz ejercicio físico

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-05-54Siempre es importante, pero en este caso, además de ayudar al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, nos ayudará a descansar mejor. Sal a correr, a pasear o apúntate al gimnasio o a clases de yoga, por ejemplo. Lo importante es que encuentres algo que te motive lo suficiente para practicarlo de forma regular y adquieras el hábito de ejercitar tu cuerpo.

Haz cosas durante todo el año

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-05-41Que tengamos unos días de vacaciones no quiere decir que solo podamos hacer cosas durante ese periodo, con un día tenemos suficiente para escaparnos y desmarcarnos de la rutina. Ya sea una excursión o escapada, un masaje o visitar un museo, si vas haciendo cosas todo el año estarás más motivado y sentirás tu vida más llena, esto hará que no te cueste tanto conectar a la vuelta.

Mantén una actitud positiva

La actitud es, casi en todo, lo más captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-07-58importante. Si mantienes una actitud positiva (aunque tengas que esforzarte para ello)todo será más fácil. Disfruta de reencontrarte con tus compañeros de trabajo o de las historias que te explicarán tus hijos al volver del cole (si los tienes). En definitiva, ¡disfruta de tu vida!

Recuerda tus vacaciones con estos souvenirs naturales

Puede que aún estés de vacaciones o puede que ya hayas vuelto a casa, de cualquier forma lo que es seguro es que tendrás un montón de momentos y lugares que recordar. Hoy te damos tres ideas para que hagas tus propios recuerdos de las vacaciones con elementos naturales de los lugares que has visitado.

tarro-BLOG_LIDERVETRecuerdos Enfrascados

Necesitas: Un frasco de vidrio o plástico (puedes elegir el tamaño que más te convenga), arena, fotos y los elementos que tengas recogidos (pechinas, troncos, piedras, …), madera o etiqueta de papel para escribir el nombre del lugar.

¿Cómo se hace? En el fondo del frasco ponemos la arena o tierra y colocamos los diferentes elementos y fotos de la manera que más nos guste (sobretodo que se vea bien a través del frasco). Escribimos el nombre del lugar y decoramos el frasco al gusto.

rama-BLOG_LIDERVETRama-Colgador de Fotos

Necesitas: Una rama pulida (si la recoges mientras estás de vacaciones será más auténtico), cinta adhesiva, hilo, fotos, clavos para colgar la rama en la pared.

¿Cómo se hace? Corta el hilo con una medida suficiente para que las fotos cuelguen (puedes hacerlos de varias medidas distintas) y engánchalo con cinta adhesiva a la foto. Anuda el hilo en la rama y ponle a ésta los clavos para colgarla de la pared. Ahora solo te falta elegir el mejor lugar de la casa para colgar tus fotos de las vacaciones.

piedras-BLOG_LIDERVETPiedras Pintadas

Necesitas: Piedras del lugar que hayas visitado, rotuladores o pinturas.

¿Cómo se hace? Limpia bien las piedras para que quede rastro de arena u otros elementos. Cuando estén secas, dibuja en ellas motivos que te recuerden el sitio en el que has pasado estos agradables días (puedes escribir el nombre del lugar o dibujar conchas si has estado en la playa, hojas de alguna planta que te haya impresionado en la montaña, etc

Deja volar tu imaginación y ponte creativo, seguro que tendrás los mejores recuerdos y nadie más los tendrá iguales. Es una forma original de recordar tus vacaciones y, de paso, decorar tu casa con un poco de naturaleza. Sobretodo recuerda no dañar el lugar, coge solo aquellos elementos que no vayan a perjudicar el equilibrio natural.