Evita los insectos en casa (sin utilizar productos químicos)

Cuando empieza el buen tiempo, los insectos empiezan a salir de sus “escondites” y es más común que los encontremos por todas partes. Hoy te traemos algunos consejos para evitar que los insectos lleguen a invadir tu casa y antes de que tengas que utilizar productos químicos.

Los alimentos, bien guardados

Una de las cosas que más atraen a los insectos es la comida. Debemos tener los alimentos bien guardados y prestar una especial atención.

  • Guarda los alimentos en potes o envases con cierre hermético y cierra las bolsas con pinzas.
  • Saca la basura cada día.
  • No dejes restos de alimentos en ningún lugar. Limpia bien la encimera de la cocina y barre el suelo del lugar donde comas. Evita dejar mollas de pan u otros restos.
  • No dejes platos sucios con restos de comida.

Evita acumulaciones de agua y otros líquidos

Las acumulaciones de agua u otros líquidos crean el ambiente perfecto para la proliferación de algunos insectos.

  • Evita charcos cuando limpies los platos, y sécalos y guárdalos al acabar.
  • Cuando riegues las plantas utiliza el agua justa que necesites, recoge el agua que pueda sobrar y acumularse.
  • Abre la ventana para evitar la acumulación de vapor en el baño. Este vapor es suficiente para acumular humedad.

Limita su acceso a tu casa

Tener la casa bien aislada es una gran ventaja que te ayudará a evitar que los insectos puedan acceder.

  • Coloca mosquiteras en tus ventanas, de esta forma las podrás tener abiertas sin que entren moscas, mosquitos ni otros molestos insectos.
  • Repasa y sella las grietas que pueda haber en algunas paredes o suelos de tu casa, por pequeño que parezca pueden acceder a través de cualquier rendija.

Si los insectos entran en tu casa de todas formas y no quieres utilizar químicos, puedes buscar insecticidas naturales y ecológicos.

Anuncios

Remedios naturales para aliviar la alergia

Con la llegada de la primavera, llegan también las alergias. Una gran parte de la población sufre de alergia al polen y otros elementos que en esta época del año encontramos por todas partes. Si sufres de alergia y buscas maneras naturales de aliviar sus síntomas lee con atención los siguientes remedios naturales.

Eucalipto

Por su poder expectorante y descongestivo te ayudará a respirar mejor y descongestionarte. Puedes hervir sus hojas y hacer vahos con el vapor resultante. También puedes encontrar aceites y otros productos derivados que puedes aplicar sobre tu pecho para despejar las vías respiratorias.

Solución Salina

Un spray nasal de solución salina te ayudará a limpiar tus fosas nasales, eliminando así cualquier posibles resto de polen o ácaros que puedas haber respirado. Lo puedes encontrar en cualquier farmacia pero, sobretodo, pide que sea de solución salina natural (suelen ser de agua del mar) y evita sprays de Oximetazolina.

Ortiga

La ortiga puede bloquear el efecto de la histamina, culpable de las alergias. Así que tomarla puede aliviarte mucho los síntomas de tu alergia. La puedes tomar haciendo un té con sus hojas o buscar concentrados en cápsulas.

Ducha Caliente

Aunque parezca una tontería, es importante extremar la higiene cuando se sufre una alergia. Cuando llegues a casa de la calle, darte una ducha te ayudará a eliminar todos los restos de polen y otros alérgenos que se te puedan haber adherido en la calle. Además, si te duchas con agua caliente, el vapor te ayudará a descongestionarte.

Manzanilla

Si sufres de ojos enrojecidos y/o inflamados una infusión de manzanilla te ayudará a aliviar la molestia. Prepara una infusión con flores de manzanilla, cuélala y deja que se enfríe. Cuando esté fría, empapa un algodón y aplícatelo a los ojos.

Aunque todos estos remedios puedan ayudarte a aliviar los síntomas de la alergia, su sufres de una alergia fuerte es importante que visites a tu doctor.

Consejos para viajar en coche con tu mascota

Cuidar de nuestra mascota no siempre es tan fácil como darle de comer o sacarla a pasear. En ocasiones nos podemos ver obligados a tener que trasladarla en coche y, hacerlo de mejor manera posible es nuestra responsabilidad. Tenemos que entender que son animales y, un simple viaje en coche puede suponerles un gran esfuerzo, nervios, etc.  Hoy te traemos algunos consejos para que viajar en coche con tu mascota sea más fácil para todos.

Antes de salir…

  • Infórmate de qué dice la ley sobre el transporte de mascotas en coche. Llevar a tu animal de una manera incorrecta puede suponerte una multa así que, antes de nada, consulta qué dice la ley de tu país.
  • Haz una prueba. Si es la primera vez que haces un viaje en coche con tu mascota es ideal que, unos días antes, hagas un recorrido corto para que se acostumbre.
  • Cinturón, transportín o redecilla. Existen diferentes maneras de controlar a tu mascota. Elige una de ellas y, si ves que no le funciona inténtalo con otra. Puedes consultar a tu veterinario cuál es la forma más aconsejada de viajar en función de la mascota que tengas, su tamaño o su raza.
  • Manta lavable. Cubre la zona donde vaya a estar tu mascota con una manta o funda que puedas lavar, evitarás que estropee tu coche y, si vomita, podrás limpiarlo fácilmente.
  • No le des de comer antes del viaje. Para que no se maree es mejor que no le des de comer unas tres horas antes de salir.
  • Lleva algunos de sus juguetes. Tenerlo distraído puede ayudar a que se ponga menos nervioso, si su cerebro piensa en jugar no estará tan pendiente del movimiento del coche.

Durante el viaje…

  • Si conduces, no dejes que te moleste. Asegúrate que esté cómodo y lejos del conductor, si se pone nervioso o se mueve puede molestarle llegando, incluso, a provocar un accidente. Si viajas con alguien más, lo ideal es que uno conduzca y el otro esté pendiente del animal.
  • Para cada poco tiempo. No hace falta que pares cada media hora y, si el trayecto es corto y el animal no se muestra angustiado, no hace falta que pares. En cambio, cuando el viaje es largo se recomienda parar cada dos horas más o menos. Es ideal parar y salir del coche, estirar las piernas y beber un poco de agua. Si ves que tu animal se muestra fatigado quizás debáis parar un rato más largo hasta que se sienta bien de nuevo. Si el viaje es muy largo deberás hacer alguna parada de unas cuantas horas para comer y que pueda hacer la digestión.

Sobretodo, nunca dejes a tu mascota sola en el coche y, si ves que durante el trayecto se muestra alterado, fatigado o muy nervioso consulta a tu veterinario.

Consumo y Medio Ambiente: descubre qué productos tienen menor repercusión para la Naturaleza.

Aunque no seamos del todo conscientes cada producto que consumimos tiene una repercusión para el Medio Ambiente. El impacto de algunos productos es más negativo que el de otros y está en nuestra mano reducirlo. ¿Cómo lo podemos hacer? Lo primero es conocer las diferentes etiquetas de productos en función de su impacto en el Medio Ambiente.

ECOLÓGICO

Es el producto que genera la menor contaminación posible en todas las etapas de su vida y es menos nocivo para el medio ambiente que el resto de productos similares. Se suelen reconocer porque llevan una etiqueta o logotipo ecológico, (de algún organismo oficial comunitario, nacional o autonómico).

RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE

Generan la menor contaminación posible en una o más etapas de su ciclo, pero no en todas. Por ejemplo reducen la cantidad de materias primas necesarias o las obtienen de manera menos nociva, su proceso de fabricación tiene menor incidencia ambiental, cuando se convierten en residuos se pueden tratar fácilmente y/o con pocas repercusiones sobre la naturaleza, etc. Estos productos llevan un símbolo que acredita que lo son ya sea otorgado por algún organismo oficial o por el fabricante.

RECICLADO

Este tipo de productos se fabrican utilizando materias primas secundarias, es decir, residuos recuperados. Se consideran productos reciclados aquellos que se fabrican completamente con materiales recuperados así como los que utilizan solo un porcentaje.  Llevan un logotipo que los identifica como producto reciclado.

REUTILIZABLE

Es aquel que se puede volver a utilizar. Se puede aplicar a muchos productos que se convierten en residuos porque el propietario ya no los quiere usar pero todavía pueden cumplir la función para la que fueron pensados. También se utiliza el término reutilizable en envases y embalajes diseñados para realizar diferentes usos durante su vida ya sea reutilizándose o rellenándose. Estos envases reducen el volumen de residuos y permiten el ahorro de energía y de materias primas. Llevan un logotipo que indica que lo son.

RECICLABLE

Estos productos, cuando son residuos, pueden utilizarse para fabricar otros productos del mismo tipo o de un tipo distinto con el mismo material. El producto que se elabora con material reciclable es un producto reciclado. Llevan logotipos que indican que lo son aunque la etiqueta reciclable en el envase de un producto no deja claro si hace referencia al producto, al envase o al producto y el envase a la vez.

VALORIZABLE

Es todo aquel producto cuyo residuo puede tener algún tipo de valor: obtención de energía mediante la incineración, compostaje, abono orgánico,…

 

DEGRADABLE

Es aquel cuyo residuo se autodestruye sin efectos contaminantes para el medio ambiente. Se sabe que un residuo es degradable porque se indica en la composición del producto o en una etiqueta específica.

Al mal tiempo, buena sopa

Con la llegada del frío nuestra rutina cambia y también la alimentación. Necesitamos, a la vez, fortalecer nuestro sistema inmunitario y combatir el frío y para eso no hay nada mejor que las sopas.

Sopa de Zanahorias con Manzana

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 10 gr de mantequilla
  • 1 manojo de zanahorias
  • 1 cucharada sopera de queso de untar
  • Agua (la necesaria para cubrir)
  • Sal
  • Pimienta
  • Picatostes

¿Cómo se hace?

Corta las zanahorias y las manzanas en trozos pequeños y ponlas en una cazuela con la mantequilla hasta que estén doradas. Añade el agua, la sal y la pimienta y deja hervir unos 20 minutos. Retira del fuego y tritura las manzanas y las zanahorias con el queso de untar, añade agua en función a la textura que más te guste.

Sopa de Cebolla

Ingredientes

  • 2 cebollas
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 600 ml del caldo que prefieras
  • 2 lonchas finas de queso curado
  • Sal
  • Pimienta
  • 3-4 rebanadas de pan

¿Cómo se hace?

Pon a derretir la mantequilla en una cacerola y añádele las cebollas cortadas en medios aros. Cuando estén casi hechas añade la harina, la sal y la pimienta, mézclalo bien y échale el caldo. Deja cocer hasta que la cebolla esté tierna. Sírvelo muy caliente y pon una loncha de queso encima y el pan recién tostado.

Sopa de Ajo

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 5-6 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 litro de caldo (puedes utilizar caldo de verduras o de pollo)

¿Cómo se hace?

Corta el ajo en finas láminas y ponlo en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando esté a punto de dorarse retíralo y pon el pan cortado hasta que se torre un poco, añade el pimentón con cuidado de que no se queme. Por último súmale el caldo a toda la mezcla y añade de nuevo el ajo. Deja que hierva unos diez minutos, retira la sopa del fuego y sírvela bien caliente.

Sopa de Pasta y Verduras

Ingredientes

  • 2-3 Zanahorias
  • 1 puñado de Judías verdes
  • 1 Puerro
  • Guisantes
  • 100 gramos de pasta Caracol
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Sal y Pimienta

¿Cómo se hace?

Corta las verduras finamente y saltéalas en una olla con un poco de aceite de oliva hasta que estén suaves. Una vez estén al punto, añade el caldo y la pasta, salpimiéntalo y deja hervir el tiempo que te indique la pasta.

Mantente a salvo del pelaje de tus mascotas.

Si hay una lucha común entre los dueños de mascotas es la que tienen contra la invasión de su pelaje en toda la casa. Hoy te traemos algunos consejos para que te puedas mantener tu y tu casa libre de esta guerra.

Peina a tus mascotas

Un mínimo de una vez a la semana aunque puedes cepillarlas cada día si procuras no dañar su piel. Con este simple gesto retiramos una gran cantidad de pelos muertos que acabarían en nuestra ropa o en cualquier rincón de nuestra casa.

Baños una vez al mes

Los dueños de perros seguro que ya lo hacen pero, ¿y los gatos? Si somos capaces de acostumbrarlo desde pequeño nuestro gato también disfrutará de este momento. Un baño ayuda a retirar pelos y, además, el animal queda limpio manteniendo así la casa también limpia.

Barre tu casa cada día

De esta manera evitarás que los pelos se vayan acumulando. Repasa todos los rincones ya que, debido a su poco peso, los pelos llegan a lugares insospechados. Si tienes aspiradora será más efectiva y, si además tienes una de esas automáticas te costará muy poco esfuerzo mantener el suelo de tu casa bien limpio.

Cepillos para la ropa

La ropa es una de las cosas que más pelo atrae, tanto tu ropa como la ropa de casa (sofá, sábanas, …). Existen diferentes tipos de cepillos que te ayudarán a deshacerte de esos molestos pelos. Pasa el cepillo por la ropa antes de salir de casa para no llevarte sorpresas y repasa la ropa antes de lavarla para evitar que se llene de pelos la lavadora.

Limita su espacio

Si tienes alguna habitación especialmente difícil de limpiar o en la que guardes la ropa o hagas la colada puedes educar a tu mascota para que no entre en esa habitación, de esta manera evitarás que lo que guardas ahí se llene de pelo.

Aunque sea un esfuerzo constante si sigues estos consejos apenas notarás que tu mascota deja pelos. Para tener una casa limpia es muy importante tener una mascota limpia, puedes leer algunos consejos para mantener la higiene de tus mascotas aquí.

Huella Ecológica. Cómo reducir nuestro impacto en la Naturaleza.

Tal como te contamos en nuestra entrada anterior (puedes leerla aquí), la Huella Ecológica es un indicador del impacto de las actividades humanas sobre el Medio Ambiente.

Aunque nuestro impacto en la Naturaleza sea inevitable podemos adquirir hábitos de consumo que ayuden a reducirlo y, con simples gestos diarios, podemos ahorrar energía y recursos.

Apaga las luces y aprovecha la luz natural

Apaga las luces cuando salgas de una habitación, así solo gastarás la luz que necesites. También puedes apagar electrodomésticos pequeños por la noche. Si adaptas tu rutina al horario solar aprovecharás más la luz del día.

Piensa antes de comprar

Valora si eso que estás pensando en comprar es realmente necesario o si tienes alguna alternativa. Se trata de tomar consciencia de nuestras compras y hacer un consumo responsable, muchas compras son impulsivas y no necesarias. En el caso de cubrir una necesidad podemos buscar alternativas ecológicas en infinidad de productos y alimentos.

Alarga la vida de tus cosas

Muy ligada a la anterior, el consumo responsable también pasa por no sustituir nuestros objetos, como productos electrónicos, por otros nuevos simplemente porque nos guste más. Podemos alargar su vida hasta que se estropeen.

Consumo responsable de agua

Cada vez son más habituales las sequías y la cantidad de litros consumidos por persona en los países desarrollados es superior a la aconsejada. Podemos ahorrar agua con gestos como duchas rápidas o reutilizando agua limpia para fregar, lo importante es no desperdiciar ni una gota.

Reduce los residuos, recicla y reutiliza

Se calcula que cada persona puede llegar a generar 10 veces su peso en desechos cada año. Para reducirlos podemos optar por envases grandes, con pocos envoltorios y de materiales reciclables. También puedes reutilizar algunos envases como los de cristal.

Camina, pedalea y comparte transporte

Ves andando o en bicicleta a los lugares que te queden más cerca. Además de ahorrar y disminuir tu impacto en la Naturaleza, son las maneras más saludables de desplazarse. Si tienes que hacer un desplazamiento largo puedes utilizar el transporte público o compartir coche con otras personas.

Reduce los objetos de un solo uso

Servilletas de papel o cubiertos y vajillas de plástico son objetos fácilmente sustituibles por otros de uso común.