Alimentos de temporada: otoño

Las frutas y verduras de temporada siempre son una buena elección y es muy beneficioso incorporarlas en nuestra dieta habitual. Además de conservar todos sus beneficios, los productos de temporada pueden ser quilómetro cero y no necesitan unas condiciones excepcionales para ser cultivados. ¿Quieres incorporar algunas frutas y verduras de temporada en tu menú? Prueba con estas:

Manzana

Una de las frutas más famosas y con mejor “reputación”. Es baja en calorías, ayuda a reducir el colesterol y es altamente antioxidante.

Kiwi

Lo podemos encontrar a partir de septiembre. Sus principales beneficios son su alto contenido en vitamina C y antioxidantes y que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.

Uvas

Existen uvas blancas y negras y su composición puede variar, pero todas ellas son un poderoso alimento con propiedades laxantes, depurativas y diuréticas. Además, su aporte energético es bajo por lo que es ideal para cualquier dieta.

Calabaza

Es rica en vitaminas como la C  y contiene, además, vitamina A, E y del grupo B. Es rica en agua y fibra y es baja en calorías por lo que será ideal si tratamos de cuidar nuestra línea.

Boniato

Uno de los frutos más característicos de esta época del año. Entre sus múltiples propiedades destacamos su alta densidad nutritiva siendo rico en hidratos de carbono. Tampoco se queda corto en proteínas y vitaminas, entre ellas la Provitamina A y vitaminas C, B6, B5, B1 y B2.

Castañas y frutos secos

El otoño es época de frutos secos, es el mejor momento para consumir estos alimentos ricos en nutrientes. Desde nueces a almendras, avellanas o anacardos, todos ellos nos aportan numerosos beneficios a nuestro organismo.

Las castañas son el fruto seco por excelencia del otoño ya que forma parte de la tradición en muchos lugares. Su consumo es muy recomendado pues contiene pocas calorías y nos aporta fibraproteínashidratos de carbono y minerales.

Setas

No podían faltar en esta lista las setas, pues el otoño es la época de máximo esplendor micológico.  Las setas son una gran fuente de proteínas vegetales de alta calidad, se consideran muy alcalinizantes y tienen muchos minerales, como el selenio, el fósforo, el cinc y el potasio. Además son ricas en vitaminas del grupo B y bajas en grasas y calorías.

¿Vas a buscar setas? ¡Lee nuestros artículos aquí y aquí para convertirte en un experto!

¿Te animas a incluir estos productos en tu dieta? Seguro que encuentras montones de recetas ideales para adaptar tu dieta a la temporada.

Anuncios

Disfruta de la Naturaleza… aunque no tengas vacaciones.

¿Eres amante de la Naturaleza y necesitas conectar con ella para desconectar del ritmo del día a día pero no tienes vacaciones? Hoy te traemos algunas ideas para que disfrutes del contacto con lo natural aunque sea un ratito y cerca de casa, ¿te animas?

Visita los parques de tu pueblo o ciudad

Aunque lo pasemos por alto, los parques y zonas verdes de nuestra población son lugares donde fácilmente puedes conectar con la Naturaleza. Puedes cambiar de ruta para ir al trabajo y pasar por algún parque o destinar algunas horas de la semana para desconectar en ellos. Puedes leer, tomar algo o simplemente no hacer nada durante un rato rodeado de naturaleza.

Escapadas a lugares cercanos

Si tienes un día libre disfrútalo fuera de casa. Busca un jardín botánico, una playa, río o lago, la montaña más cercana, … y ve a pasar tu día libre allí. Aunque sea solo un día notarás el efecto de oxigenarte por unas horas, ¡es terapéutico!

Actividades al aire libre

A lo mejor te gusta hacer ejercicio, coser, hacer yoga o meditación, … mientras dura el buen tiempo hay un gran número de actividades que se realizan al aire libre en todas las ciudades. ¡Busca las que ofrezcan a tu alrededor y apúntate!

Rodéate de Naturaleza

Una buena forma de estar en contacto con la naturaleza es rodearte de ella. Ya sea en tu despacho o en casa, puedes decorar tu zona con elementos naturales como plantas, piedras, objetos de madera, … ¡Si no puedes ir a la Naturaleza, que ella venga a ti!

Adapta tu alimentación

Consume más productos vegetales frescos: crudos, cocinados o en zumos y batidos. Degustar los frutos de la Naturaleza es una gran manera de estar en contacto con ella y tu cuerpo lo notará por dentro y por fuera.

Y tu, ¿tienes alguna otra idea o costumbre para disfrutar de la Naturaleza? 

Al mal tiempo, buena sopa

Con la llegada del frío nuestra rutina cambia y también la alimentación. Necesitamos, a la vez, fortalecer nuestro sistema inmunitario y combatir el frío y para eso no hay nada mejor que las sopas.

Sopa de Zanahorias con Manzana

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 10 gr de mantequilla
  • 1 manojo de zanahorias
  • 1 cucharada sopera de queso de untar
  • Agua (la necesaria para cubrir)
  • Sal
  • Pimienta
  • Picatostes

¿Cómo se hace?

Corta las zanahorias y las manzanas en trozos pequeños y ponlas en una cazuela con la mantequilla hasta que estén doradas. Añade el agua, la sal y la pimienta y deja hervir unos 20 minutos. Retira del fuego y tritura las manzanas y las zanahorias con el queso de untar, añade agua en función a la textura que más te guste.

Sopa de Cebolla

Ingredientes

  • 2 cebollas
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 600 ml del caldo que prefieras
  • 2 lonchas finas de queso curado
  • Sal
  • Pimienta
  • 3-4 rebanadas de pan

¿Cómo se hace?

Pon a derretir la mantequilla en una cacerola y añádele las cebollas cortadas en medios aros. Cuando estén casi hechas añade la harina, la sal y la pimienta, mézclalo bien y échale el caldo. Deja cocer hasta que la cebolla esté tierna. Sírvelo muy caliente y pon una loncha de queso encima y el pan recién tostado.

Sopa de Ajo

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 5-6 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 litro de caldo (puedes utilizar caldo de verduras o de pollo)

¿Cómo se hace?

Corta el ajo en finas láminas y ponlo en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando esté a punto de dorarse retíralo y pon el pan cortado hasta que se torre un poco, añade el pimentón con cuidado de que no se queme. Por último súmale el caldo a toda la mezcla y añade de nuevo el ajo. Deja que hierva unos diez minutos, retira la sopa del fuego y sírvela bien caliente.

Sopa de Pasta y Verduras

Ingredientes

  • 2-3 Zanahorias
  • 1 puñado de Judías verdes
  • 1 Puerro
  • Guisantes
  • 100 gramos de pasta Caracol
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Sal y Pimienta

¿Cómo se hace?

Corta las verduras finamente y saltéalas en una olla con un poco de aceite de oliva hasta que estén suaves. Una vez estén al punto, añade el caldo y la pasta, salpimiéntalo y deja hervir el tiempo que te indique la pasta.

Cinco Alimentos de Temporada para esta Primavera

Hace unas semanas que estrenamos la primavera, una época de floración para muchas plantas y momento de dar sus frutos para otras. Hay cantidad de frutas y verduras que están de temporada en primavera, esto nos permite comprarlas de mayor calidad y a un precio más bajo. Hoy te traemos cinco alimentos que no debes perderte esta primavera.

Albaricoques

La temporada de albaricoques dura desde principios de la primavera hasta finales de verano por lo que tenemos muchos meses para disfrutarlos. Son ricos en vitaminas y muy recomendados para los niños ya que ayuda en el crecimiento óseo así como en los tejidos y su sistema nervioso.  Entre otras muchas propiedades podemos destacar su gran poder laxante.

Alcachofas

Hay muchas recetas para cocinar alcachofas de distintas maneras: cocidas, fritas, en crema, …de cualquier manera la alcachofa es una verdura muy recomendada por sus propiedades depurativas, anti-grasas y digestivas. También reducen el colesterol y los triglicéridos además de ser buenas para el hígado.

Habas

Las habas son semillas comestibles del grupo de las legumbres. Son muy recomendadas para aquellos que siguen una dieta vegetariana pues poseen gran cantidad de proteína vegetal. También son ricas en fibra, vitaminas y minerales y fuente de carbohidratos.

Fresas

Además de ser deliciosas las fresas son muy beneficiosas para nuestro cuerpo. Tienen azúcares aptos para los diabéticos y son capaces de combatir la anemia. También son diuréticas, desintoxicantes y mejoran las funciones renales y hepáticas. Sus vitaminas y minerales las hacen perfectas para el desarrollo de los más pequeños.

Guisantes

Los guisantes, igual que las habas, son legumbres. Resultan especialmente buenos para el corazón pues son beneficiosas para la circulación y ayudan a reducir el colesterol. También son ricos en vitamina C, minerales y fibras solubles.
Ya sabes, si vas a comprar no te olvides de pasar por la verdulería, si vas al mercado seguro que te aconsejan muy bien de qué productos son mejores.

Consejos para los que comen en la oficina

Comer en casa cada día es un lujo que no todos se pueden permitir, ya sea por horario o distancia mucha gente come cada día fuera y cada vez son más los que optan por llevarse la comida de casa en una fiambrera en lugar de ir al bar de al lado o comer de menú. Hacer nuestra propia comida nos permite, además de controlar los alimentos y ahorrar, llevar un control sobre nuestra dieta. Si eres de los que comen cada día en la oficina y te llevas la comida de casa o te estás planteando hacerlo hoy te traemos unos consejos.

Alimentos

  • Si no disponemos de nevera en laensalada-blog_lidervet oficina deberemos elegir alimentos que se mantengan bien a temperatura ambiente. Si llevamos carne o pescado nos aseguraremos de que estén bien cocinados.
  • Para equilibrar nuestra dieta compensaremos lo que almorzamos con lo que cenamos, por ejemplo, si comes carne puedes cenar verduras para no abusar de las proteínas.
  • Aliña las ensaladas justo antes de comerlas, si las llevas aliñadas se reblandecerán.
  • Las verduras se oxidan y pierden nutrientes si las hierves con más de dos días de antelación.
  • Si llevas arroz puedes dejarlo al dente, se acabará de cocer cuando lo calientes.
  • Las salsas se espesan cuando las calientas de manera que mejor hazlas un poco más líquidas de lo normal.

Recipientes

  • recipiente-blog_lidervetElige una fiambrera del tamaño adecuado, si es demasiado pequeña te quedarás con hambre y si es demasiado grande puede que la llenes en exceso y tus alimentos bailarán por dentro.
  • Hay fiambreras de muchas clases, utiliza las que se adapten a tus necesidades: si no tienes nevera deberás elegir las que ayuden a conservar la temperatura (como un termo para los líquidos); si calientas la comida en el microondas elige las que te lo permitan.
  • Puedes aprovechar los tarros herméticos de cristal para llevar aliños o las botellas para llevar gazpacho y otras cremas frías. De paso estarás reutilizando envases que hubieras tirado y pondrás tu granito de arena para la conservación del Medio Ambiente.
  • Limpia bien los recipientes, cada día, procurando que no queden restos de comida.

Los hábitos

  • ordenador-blog_lidervetNo por comer en la oficina tienes que hacerlo delante del ordenador. Busca un sitio cómodo y donde puedas comer tranquilamente.
  • Es mejor comer sentado.
  • Come a la misma hora siempre que puedas.
  • Tómate una pausa del trabajo y desconecta. No basta con no comer delante del ordenador, el rato que tengas para comer es importante que estés tranquilo y puedas desconectar, los nervios son culpables de muchos problemas de digestión.

Ya ves que comer en la oficina no está reñido con comer bien, puedes dejar volar tu imaginación y preparar recetas ricas y saludables para disfrutar de la comida aunque estés en el trabajo.

Cinco consejos para facilitar la vuelta a la rutina

Las vacaciones son, para muchos, el momento más esperado del año. Aunque nos encante nuestro trabajo siempre sienta bien desconectar y además nos permite volver con más fuerza. Pero después de unos días agradables de descanso toca, inevitablemente volver a la realidad y no siempre es fácil. Hoy te traemos cinco consejos para que la vuelta a la rutina sea más fácil.

Recupera tus horarios

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-00-03

Levantarse y acostarse tarde o comer cuando nos apetece son algunos de los placeres que el trabajo no siempre nos permite. Para que la vuelta sea menos traumática lo mejor es ir adaptando nuestros horarios de sueño y comidas poco a poco. Puedes empezar unos días antes comiendo en tu horario habitual e ir acostándote más temprano de forma gradual. De esta manera cuando vuelvas a la rutina tu cuerpo ya estará adaptado.

Cuida tu alimentación

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-19-59-46No estar atados a un horario fijo o salir más a menudo hace que descuidemos también nuestra alimentación. De la misma forma que recuperaremos nuestros horarios deberemos hacerlo también con nuestra dieta. Procura no picar tanto o, si lo haces, que sean cosas saludables. Si tu tránsito intestinal también se ve afectado aumenta los alimentos ricos en fibra.

Haz ejercicio físico

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-05-54Siempre es importante, pero en este caso, además de ayudar al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, nos ayudará a descansar mejor. Sal a correr, a pasear o apúntate al gimnasio o a clases de yoga, por ejemplo. Lo importante es que encuentres algo que te motive lo suficiente para practicarlo de forma regular y adquieras el hábito de ejercitar tu cuerpo.

Haz cosas durante todo el año

captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-05-41Que tengamos unos días de vacaciones no quiere decir que solo podamos hacer cosas durante ese periodo, con un día tenemos suficiente para escaparnos y desmarcarnos de la rutina. Ya sea una excursión o escapada, un masaje o visitar un museo, si vas haciendo cosas todo el año estarás más motivado y sentirás tu vida más llena, esto hará que no te cueste tanto conectar a la vuelta.

Mantén una actitud positiva

La actitud es, casi en todo, lo más captura-de-pantalla-2016-09-05-a-las-20-07-58importante. Si mantienes una actitud positiva (aunque tengas que esforzarte para ello)todo será más fácil. Disfruta de reencontrarte con tus compañeros de trabajo o de las historias que te explicarán tus hijos al volver del cole (si los tienes). En definitiva, ¡disfruta de tu vida!

Cinco alimentos ideales para el verano

Entre el calor, el cambio de rutina, los viajes y las horas que pasamos fuera de casa, durante el verano, en ocasiones, descuidamos nuestra alimentación. Si quieres cuidar mejor lo que comes, lee la lista de alimentos ideales para el verano que hemos preparado.

Tomate

tomate-BLOG_LIDERVET

Este fruto es uno de los acompañantes preferidos para ensaladas y la base de muchos platos protagonistas del verano como el gazpacho. Su consumo es totalmente recomendado pues es altamente antioxidante, lo que te ayuda a prevenir muchas enfermedades y, además, también contiene carotenoides (buenos para nuestra vista).

Sardinas

sardinas-BLOG_LIDERVETEste pescado es rico en sabor y en Omega-3, con una sola ración cubrimos por completo la cantidad diaria de Omega-3 recomendada. Pero no acaban ahí sus beneficios, contiene también proteínas, minerales, vitaminas del grupo B, vitamina E y vitamina D (muy importante para absorber y fijar el calcio en nuestros huesos). Por todo ello resulta un alimento sabroso, económico y saludable pues favorece la circulación sanguínea, mejora el colesterol y reduce los triglicéridos.

Arándanos

arandanos-BLOG_LIDERVETSon ricos en vitamina C y en pigmentos naturales, lo que nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico y aumentar las defensas de nuestro organismo. Está especialmente recomendado para las propensas a sufrir cistitis (las mujeres suelen sufrirla más que los hombres) pues contienen proantocianidinas, unas sustancias que evitan que la bacteria culpable se aferre a las paredes de la vagina.

Pimientos

pimiento-BLOG_LIDERVETOtro alimento de temporada como el tomate o las sardinas, el pimiento tiene mucha agua, lo que nos ayuda a hidratarnos. Gracias a su fibra nos mejora el tránsito intestinal y apenas contiene grasas. Tiene más vitamina C que las naranjas y antioxidante por lo que nos ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel. También tiene vitamina A y potasio.

Sandía

sandia-BLOG_LIDERVETEs la fruta que contiene más agua (el 95% de su peso) por lo que es altamente hidratante y ayuda a nuestros riñones facilitando la eliminación de toxinas. También tiene vitamina C, vitamina A, potasio y magnesio por lo que resulta ideal para controlar el peso, para nuestro corazón, nuestra vista y las inflamaciones.

Ya puedes ir pensando que recetas vas a preparar con estos ricos alimentos. Además no olvides consumir bastante agua para mantener la hidratación, sabemos que gran parte del estado de nuestra salud depende de nuestra alimentación por lo que debemos cuidarnos sin excusas.